En los tiempos que corren, la mayoría de gente concibe la cocina como un quehacer pesado y una tarea que le roba tiempo. El trabajo y sus horas de más, las actividades de ocio, la vida social… todo parece estar un escalón por encima de cuidar nuestra alimentación, de prepararla con mimo y creatividad. Quien más y quien menos tiende a reducir el tiempo que pasa en la cocina y cada vez echamos más mano a lo precocinado, congelado o las preparaciones pimpám.

Germinar en casa - Vayamos al grano

Hacer germinados caseros es para algunxs como lo de aprender inglés: un plan eternamente aplazado.
Preparar germinados en casa me puede salir gratis, exige el esfuerzo mínimo equivalente a servirme un vaso de agua, me permite tener la variedad que quiero y evita el envase de plástico.

Tarta improvisada de chocolate y plátano - Vayamos al grano

No me acabo de acostumbrar a esa manía que tiene la vida de sorprendernos. A veces truncando nuestros planes y otras, proponiéndonos cosas. Perder el autobús, equivocarte de calle, hablar con un desconocido…en el fragor de la batalla, a veces no percibimos que estos cambios imprevistos, estas sutilidades del universo, determinan la dirección que toma nuestra vida.